REFLEXIONES…

14 Abr

¿ES IMPORTANTE EL TRABAJO CON HOMBRES, PARA SER MEJORES HOMBRES? UNA EXPERIENCIA DE TRABAJO CON HOMBRES DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA.

Will Marmol (cara)Lic. Wilfredo Mármol Amaya*

Participar de los procesos de sensibilización en Masculinidades para la prevención de la violencia y la equidad de género, permite a los hombres ver el mundo desde otra dimensión. En serio.

Es que a decir verdad, el encuentro con otros hombres bajo la conducción de hombres conocedores de la temática y que han pasado por sus propios procesos, a través de metodologías participativas y profundamente vivencial permite reconocer la posibilidad de ser diferentes, de llegar a ser hombres comprometidos con la no agresión y respetuosos de las relaciones interpersonales, en especial llegar a ser un mejor esposo, compañero de trabajo, padre, hermano y por qué no decirlo, un mejor amigo.

Como es conocido, la masculinidad es un conjunto de características, valores y comportamientos que una sociedad impone como el “deber ser de los hombres”, es así como los hombres vamos construyendo nuestra masculinidad,  aprendemos a comportarnos como tales, de acuerdo con el lugar y momento en el que nos toca vivir y desarrollarnos, y en esto tienen mucho que ver por supuesto los dispositivos sociales establecidos y materializados en los procesos de socialización, tanto primarios como secundarios, procesos permanentes que duran toda la vida, desde la familia como grupo primario, hasta las instituciones en el devenir del desarrollo y evolución de los seres humanos, en concreto de los hombres. Es así como se nos enseña imperativamente a cumplir con las tres  “P”: Proveedores, Preñadores y Protectores (Nancy Álvarez. ¡La masculinidad está en crisis! 2012). Por supuesto ser un protector cualificado, es una esperanza ineludible.

En nuestra sociedad salvadoreña, el modelo tradicional masculino es el que define cómo deben sentir, pensar y comportarse los hombres, que dicta las normas de lo que les está permitido y prohibido hacer y cómo deben relacionarse e interactuar con las mujeres. Así de sencillo, como se lee o escucha.

Este modelo, denominado también, Modelo Hegemónico de Masculinidad (MHM), impone una manera rígida de comportarse basada en aspectos de poder, violencia y estar siempre dispuesto a las relaciones sexuales; características que el hombre debe mostrar y reafirmar constantemente, de tal manera de estar siempre demostrando que se es hombre, el modelo actúa como “camisa de fuerza”, ya que impone sus atributos y por supuesto tiene sus propios vigilantes, que por lo general son hombres que actúan “poniendo orden” si alguien se sale “del molde”, la violencia por odio emerge drásticamente contra cualquier expresión de “un hombre fuera de lo normal”, volviéndose intolerable y la violencia en sus diferentes manifestaciones es la respuesta, que a veces llega hasta el atentar contra la vida de hombres con una inclinación sexual diferente a la exigencia del modelo, no hay respeto a la diversidad;  de ahí que el machismo, como una forma de racismo, es una señal extrema de la cultura del patriarcado.

UNA EXPERIENCIA DE TRABAJO CON HOMBRES DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA.

Hace algunos años nos dimos a la tarea, con un grupo de colegas de la institución, egresados de la Escuela Equinoccio del Centro Bartolomé de las Casas, en realizar una serie de talleres de reflexión con hombres, empleados de la Dirección de Seguridad de nuestra Institución, de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador, los resultados fueron sorprendentes, lastimosamente no fue posible continuarlos, una tarea aún pendiente que a lo mejor la Unidad de Género con una nueva visión y perspectiva de trabajo puede con alta disposición hacer posible, la llegada de nuevas autoridades en la Sala de lo Civil llena de esperanzas. En esa oportunidad se  realizaron al menos siete talleres con un enfoque participativo y vivencial que permitió a los participantes tomar iniciativa sobre la trasformación de actitudes y comportamientos de no violencia contra las mujeres en general, reflexión propiciada a partir de la deconstrucción del Modelo Hegemonico de Masculinidades.

Sensibilizarnos sobre el tema de sexo-género en el contexto de la sociedad salvadoreña y su aplicación al trabajo cotidiano institucional, es una necesidad que no puede seguir esperando, el espacio laboral tampoco es la excepción. Invitamos a los hombres del Órgano Judicial a darse la ocasión para llegar a ser hombres libres de violencia, concertadores y mejores seres humanos, y empezar a tratar a toda mujer como nos gustaría que cualquier hombre tratara a nuestra madre, esposa, hijas o compañera de trabajo.

Un mundo con equidad y respeto mutuo es posible. Hombres, mano a la obra.

* Colaborador Técnico del Instituto de Medicina Legal, Corte Suprema de Justicia. Certificación Escuela Metodológica en Masculinidades para la Equidad  y Prevención de la Violencia de Género. El Salvador, 2013. Colaborador del blog.

Anuncios

Deja tu comentario aquí.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The End of Capitalism

A new world is on its way. We are building it, one day at a time.

Ivaginaria

Erotismo y antropología sexual @Ivaginaria

The Belle Jar

"Let me live, love and say it well in good sentences." - Sylvia Plath

El Demonio Blanco de la tetera verde

Traducciones de-generadas desde la cueva

...Alwari...

...amanecer salvaje...

Voces de Hombres por la Igualdad

Compilado por Jose Ángel Lozoya y Jose María Bedoya, editado por Chema Espada

Masculinidades

Ensayos de Antropología de las Masculinidades y Políticas Profeminismo de Chema Espada Calpe

Heterodoxia

COMUNIDAD DE HOMBRES POR LA IGUALDAD

A %d blogueros les gusta esto: